Recetas

Para todos los días
Tarta mousse de fresa y chocolate

Tarta mousse de fresa y chocolate

El chocolate es uno de los sabores que combina muy bien con multitud de otros diversos como con café, dulce de leche, queso, nata, limón, mango o fresa como esta tarta mousse que nos ocupa. La mezcla funciona muy bien y junto a la textura, hacen que sea muy agradable de comer.

El color rojo es uno de mis preferidos y en los glaseados brillantes queda muy bonito, si además le hacemos un ligero efecto mármol con otro color y decoramos un poco, el resultado es muy bueno. Puede parecer difícil, pero no lo es tanto.

El bizcocho plancha que se usa como base es muy ligero al ser tan fino, con esa cantidad, como está indicado, sale para una plancha tamaño bandeja de horno, el sobrante lo podemos congelar y utilizar en otra ocasión, en esta tarta en concreto aproveché lo que no usé en otra, no es un trozo entero, son dos, pero no se nota al servirlo ni comerlo.

Ingredientes: (para una tarta de 15 cm de diámetro)

Para el bizcocho: (para una plancha tamaño bandeja de horno)

  • 90 g de claras,
  • 50 g de azúcar,
  • 90 g de yemas,
  • 35 g de azúcar,
  • 20 g de miel,
  • unas gotas de aroma de limón o ralladura del mismo,
  • 35 g de harina de repostería,
  • 20 g de maizena.

Para la mousse de fresas:

  • 140 g de fresas congeladas o naturales,
  • zumo de medio limón,
  • 140 g de nata de montar fría,
  • 40 g de azúcar,
  • 4 g de gelatina en hojas,
  • colorante alimentario rojo (opcional),
  • aroma de fresa (opcional).

Para la mousse de chocolate:

  • 90 g de nata de montar bien fría,
  • 100 g de nata de montar (esta no hace falta que esté fría),
  • 100 g de chocolate postres.

Para el glaseado:

  • 160 g de leche,
  • 60 g de glucosa,
  • 6 g de gelatina en hojas,
  • 180 g de chocolate blanco,
  • colorante alimentario rojo (en pasta o en polvo, líquido no sirve).
  • colorante alimentario de otro color para hacer el efecto marmolado.

Para decorar:

Elaboración:

Del bizcocho:

Precalentamos el horno a 200º C.

Por un lado montamos con varillas las yemas, los 35 g azúcar y la miel hasta que espumen.

Por otro, montamos las claras con las varillas a máxima velocidad o con la thermomoix, mariposa puesta, velocidad 3,5, cuando hayan empezado a montar, añadimos los 50 g de azúcar , seguimos montando hasta que tengan una consistencia firme.

Unimos ambas mezclas con una lengua y movimientos envolventes.

Añadimos la harina más la maizena tamizadas, seguimos mezclando igualmente con la espátula hasta que se integre del todo.

Echamos la mezcla sobre una bandeja de horno con papel de hornear.

La extendemos con una espátula.

Horneamos unos 12 ó 15 minutos hasta que la veamos dorada.

Le damos la vuelta sobre la encimera y retiramos el papel.

Dejamos enfriar.

Una vez fría, colocamos el molde encima y recortamos el bizcocho del tamaño necesario.

Reservamos.

De la mousse de fresa:

Semi montamos la nata, reservamos en el frigo.

 Trituramos las fresas junto al azúcar, el zumo de limón y el aroma.

Cocinamos la mezcla anterior unos 10 minutos a unos 90º C (sin que llegue a hervir). Colamos. 

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

Apartamos una cantidad de este puré de fresas y lo calentamos 1 minuto en el microondas a máxima potencia.

Sacamos e incorporamos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos bien.

Unimos con el resto del puré.

Esperamos que la mezcla se temple un poco a unos 35º C ó 40º C.

En ese momento empezamos a mezclarla con la nata que teníamos reservada poco a poco hasta que se integre bien con la espátula y movimientos envolventes.

Si deseamos, podemos añadir un poco de colorante rojo para que tenga un color un poco más vivo.

 Echamos la mousse en nuestro molde sobre el bizcocho base.

Lo llevamos al congelador unas 3 ó 4 horas. Reservamos en el congelador.

De la mousse de chocolate:

Calentamos en el micro o al baño María los 100 g de nata con el chocolate hasta que llegue a 45º C. Mezclamos bien

Semi montamos con las varillas o con la thermomix y la mariposa a velocidad 3, los 90 g de nata bien fría.

Mezclamos ambas preparaciones con una espátula y movimientos envolventes.

Echamos la mousse de chocolate sobre la mousse de fresa ya congelada.

Llevamos de nuevo al congelador durante otras 4 horas o toda la noche.

Cuando haya pasado ese tiempo, desmoldamos la tarta (si el molde es de silicona, retiramos sin más, si es metálico ayudándonos con un soplete de cocina dando calor por los laterales hasta que se suelte).

La volvemos a llevar al congelador.

Del glaseado:

Con thermomix:

Troceamos el chocolate si es en pastilla.

Ponemos a remojo las hojas de gelatina en agua fría.

Ponemos a hervir la leche con la glucosa, durante unos 5 ó 6 minutos a temperatura 120º C (tm-5) o varoma (tm-31). Cuando hierva, la paramos y añadimos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos 20 segundos a velocidad 2.

Sin thermomix:

Troceamos el chocolate si es en pastilla.

Ponemos a remojo las hojas de gelatina en agua fría.

Ponemos a hervir la leche con la glucosa, cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos.

Con thermomix:

Añadimos el chocolate. dejamos reposar unos minutos y mezclamos 10 segundos a velocidad 3.

Sin thermomix:

Añadimos el chocolate. dejamos reposar unos minutos y mezclamos bien.

Incorporamos el colorante rojo, mezclamos de nuevo.

Dejamos enfriar hasta que llegue a 30º C.

Para hacer otro color, apartamos un poco del glaseado rojo y le añadimos otro color. También podemos usar un sobrante de glaseado de chocolate de otra ocasión.

Para el efecto marmolado los dos glaseado han de estar a la misma temperatura. Echamos el color oscuro sobre el claro con una cucharilla, poco a poco para que se quede en la superfície, lo mezclamos superficialmente con un palillo o brocheta de madera.

Colocamos la tarta desmoldada sobre un plato y este a su vez sobre una rejilla y otro recipiente mayor para recoger el sobrante.

Repartimos rápidamente el glaseado (a 30º C) sobre nuestra tarta, los colores se mezclaran según vayan cayendo.

Colocamos sobre un plato o base y decoramos a nuestro gusto.

Dejamos descongelar en el frigo unas cuantas horas o hasta el día siguiente para comer.

Cuando esté descongelada, servimos.

Imprimir Correo electrónico

Te enviamos las recetas por email:

Cada semana recibirás las nuevas recetas publicadas.
I agree with the Términos y Condiciones

Sobre mí

  • Los inicios
    Al tener niños empecé a cocinar más en casa y hacer fotos de mis elaboraciones. Cuando tenía muchas decidí darles forma mediante el blog. Descubrí la magia del pan y de lo gratificante que es cocinar en general.
  • Nuestra filosofía
    Como el nombre del blog indica "Tú te lo guisas" es una forma de invitar a que os metáis en la cocina, si se puede hacer en casa, mejor que comprarlo ya hecho.
  • Recetas testadas
    Nuestras recetas pueden ser propias o no, pero en cualquier caso, todas han sido hechas por nosotros y las fotografías son el resultado de ello.
Esta página utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Aceptar | Más información