Recetas

Para todos los días
Tarta mousse de chocolate, frambuesas y queso

Tarta mousse de chocolate, frambuesas y queso

Esta tarta la vi por primera vez en Pinterest, me pareció muy bonita y que podía estar muy buena, así que me puse con la receta, aunque al final cambié las elaboraciones por recetas de mousses que ya había probado, adaptando las cantidades al molde que quería utilizar.

La base, que es de brownie, esta sí la de la receta original, queda bonita que sea gruesa visualmente, aunque para comer quizá es demasiado, quedaría mejor más fina, así que se podría hacer con la mitad de cantidad de los ingredientes.

La combinación de chocolate, frambuesas y queso, todo ello con suaves mousses hacen de esta tarta una refrescante delicia que podemos elaborar para celebrar cualquier evento que se nos ocurra.

Fuente: Sugar hero

Ingredientes: (para un molde de de 20 cm de diámetro)

Para la base de brownie:

  • 65 g de harina de repostería o todo uso,
  • 40 g de cacao puro en polvo,
  • 1/4 de cucharadita de sal,
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico,
  • 155 g de azúcar moreno,
  • 80 g de mantequilla,
  • 1,5 huevos tamaño grande (L),
  • 1/2 cucharadita de aroma de vainilla.

Para la mousse de chocolate:

  • 90 g de chocolate negro (72% cacao),
  • 30 g de mantequilla,
  • 2 yemas de huevo mediano,
  • 2 claras de huevo mediano,
  • 30 g de azúcar,
  • 1 cucharada de azúcar,
  • 120 ml de nata de montar,
  • 1/4 cucharadita de aroma de vainilla.

Para la mousse de frambuesas:

  • 330 g de puré de frambuesas,
  • 6,5 g de gelatina en hojas,
  • 50 g de azúcar,
  • 265 g de nata de montar,
  • 100 g de frambuesas.

Para la mousse de queso:

  • 300 g de queso crema,
  • 65 g de nata de montar,
  • 50 g de azúcar,
  • 25 g de miel,
  • 10 g de gelatina en hojas,
  • 200 g de nata de montar fría.

Para el ganaché:

  • 140 ml de nata para montar,
  • 90 g de chocolate negro (72% cacao),

Para decorar (opcional):

  • Frambuesas.

Elaboración:

Al llevar varias elaboraciones, podemos dividir el trabajo en un par de días, así da tiempo a todo y no cuesta mucho de hacer.

Algo importante para que los bordes de la tarta queden lisos es el acetato, una lámina de plástico rígido que podemos encontrar en tiendas de pastelería en tiras o en papelerías en formato grande y recortar las tiras.

Si no dispones de un robot de cocina como la thermomix, necesitaremos un termómetro de cocina para poder controlar las distintas temperaturas.

De la base de brownie:

Precalentamos el horno a 180º C

Con thermomix:

Ponemos en el vaso la harina, el cacao, el bicarbonato y la sal, mezclamos 5 segundos a velocidad 5. Reservamos en un bol aparte.

Sin thermomix:

Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato y la sal en un bol, mezclamos bien. Reservamos.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso la mantequilla, programamos 3 minutos 50º C velocidad 2, añadimos el azúcar moreno y la vainilla, mezclamos 10 segundos a velocidad 4.

Añadimos los huevos uno a uno, mezclando cada vez unos segundos a velocidad 5.

Con la máquina en marcha a velocidad 3, incorporamos la mezcla de la harina y cacao a cucharadas hasta terminar toda.

Para terminar, mezclamos 10 segundos a velocidad 6.

Sin thermomix:

Derretimos en el microondas la mantequilla, la ponemos en un bol o en el de la batidora con el azúcar moreno y la vainilla, mezclamos bien con unas varillas.

Añadimos los huevos uno a uno, mezclando bien cada vez.

Con la batidora en marcha a velocidad media, incorporamos la mezcla de la harina y cacao a cucharadas hasta terminar toda.

Mezclamos bien.

Echamos la masa en un molde engrasado y forrada su base con papel de horno. Horneamos unos 20 minutos a 180º C.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frío el brownie, ponemos papel film en el mismo molde que habíamos utilizado para hornearlo para evitar que la mousse se pueda salir, colocamos encima el brownie y alrededor de éste, una tira de acetato de 15 cm de alta, la unimos por fuera con un poco de celo.

De la mousse de chocolate:

Derretimos el chocolate con la mantequilla en el micro, reservamos dejando templar.

Semi-montamos la nata con la vainilla y la cucharada de azúcar ayudándonos de varillas, batidora o thermomix. Reservamos en el frigo.

Montamos las claras a punto de nieve junto a los 30 g de azúcar, no ha de quedar excesivamente firme.

Agregamos la nata semi-montada a las claras a punto de nieve. Mezclamos delicadamente con una espátula y movimientos envolventes.

Incorporamos las yemas al chocolate derretido y templado, mezclamos bien.

Ponemos una parte de la mezcla de claras y nata en el chocolate, mezclamos con delicadeza, añadimos otra parte y repetimos la operación para aligerar la mezcla.

Unimos el chocolate con el resto de las claras, mezclamos delicadamente con una espátula y movimientos envolventes.

Ponemos la mousse encima del brownie, intentando que quede lo más lisa posible.

Llevamos al congelador unas horas hasta que endurezca.

De la mousse de frambuesa:

Semi-montamos la nata con una batidora, thermomix o similar.

Reservamos en el frigo.

 

Con thermomix:

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

Echamos en el vaso 100 g del puré de frambuesas junto al azúcar, lo calentamos 3 minutos, a 60º C, velocidad 1.

Añadimos la gelatina hidratada, mezclamos 10 segundos a velocidad 4.

Sin thermomix:

Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

Calentamos a unos 60º C 100 g del puré de frambuesas junto al azúcar en el microondas.

Añadimos la gelatina hidratada, mezclamos bien.

Incorporamos el resto del puré, lo mezclamos y llevamos a 40ºC - 45º C. Cuando esté a esta temperatura vamos poniendo parte del esta mezcla en el bol de la nata, mezclamos con movimientos envolventes hasta que esté toda incorporada.

Añadimos las frambuesas, mezclamos ligeramente con la espátula.

Echamos la mousse en nuestro molde sobre la de chocolate intentando que quede lisa la superficie.

Volvemos llevar al congelador hasta que endurezca.

De la mousse de queso:

Semi montamos con las varilas o con la thermomix y la mariposa a velocidad 3, los 200 g de nata bien fría, reservamos en el frigo

Con Thermomix:

Ponemos a hidratar la gelatina en un bol con agua fría.

Ponemos en el vaso el queso crema, junto al azúcar, los 65 g de nata y la miel, programamos unos 5 minutos a 60º C, velocidad 3.

Añadimos la gelatina escurrida. Mezclamos 1 minuto a velocidad 5.

Dejamos enfriar hasta que llegue a 35º C - 40º C.

Sin Thermomix:

Ponemos a hidratar la gelatina en un bol con agua fría.

Ponemos en un cazo al fuego a calentar o en un bol en el micro: el queso crema, junto al azúcar, los 65 g de nata y la miel. No ha de hervir.

Retiramos del fuego. Añadimos la gelatina escurrida. Mezclamos bien con varillas.

Dejamos enfriar hasta que llegue a 35º C - 40º C.

Una vez la mezcla haya alcanzado la temperatura deseada, la añadimos a la nata semi montada que teníamos reservada, mezclamos con suavidad y movimientos envolventes con una lengua. 

Echamos esta mousse sobre la de frambuesas.

Llevamos nuevamente al congelador.

Del ganaché:

Llevamos a ebullición la nata, la retiramos del fuego.

Añadimos el chocolate y el aroma, dejamos reposar unos minutos, mezclamos bien hasta obtener una crema uniforme.

Dejamos templar hasta los 26º C aproximadamente.

Sacamos del congelador, retiramos el molde y el acetato con cuidado.

 

Echamos la ganaché con rapidez sobre la tarta, haciendo que chorree por algunos lados.

Disponemos encima las frambuesas, que podemos pintar con un poco de coulis de fresas para darle brillo si queremos.

Dejamos que se descongele durante unas horas en el frigo.

Es una bonita combinación de colores.

Y muy buena de sabores.

Además como queda tan bonita puede servir para cualquier celebración como una baby shower por ejemplo, añadiéndole una simple decoración en fondant.

¡A disfrutarla! 

Imprimir Correo electrónico

Te enviamos las recetas por email:

Cada semana recibirás las nuevas recetas publicadas.
I agree with the Términos y Condiciones

Sobre mí

  • Los inicios
    Al tener niños empecé a cocinar más en casa y hacer fotos de mis elaboraciones. Cuando tenía muchas decidí darles forma mediante el blog. Descubrí la magia del pan y de lo gratificante que es cocinar en general.
  • Nuestra filosofía
    Como el nombre del blog indica "Tú te lo guisas" es una forma de invitar a que os metáis en la cocina, si se puede hacer en casa, mejor que comprarlo ya hecho.
  • Recetas testadas
    Nuestras recetas pueden ser propias o no, pero en cualquier caso, todas han sido hechas por nosotros y las fotografías son el resultado de ello.
Esta página utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Aceptar | Más información