Recetas

Para todos los días
Espinacas a la crema

Espinacas a la crema

Las espinacas a la crema son una estupenda forma de comer esta rica verdura. En mi casa no gustan a todo el mundo, pero sí a la mayoría, así que de vez en cuando toca receta con espinacas. Una estupenda opción de comida, éstas llevan además un huevo en su interior, que podría no ponerse y estar también muy rico, pero si nos gusta y disfrutamos comiéndolo, adelante.

Ingredientes: (para 4 personas)

Para las espinacas:

  • 35 g de aceite de oliva virgen extra,
  • 1 diente de ajo,
  • 350 g de espinacas congeladas o 200 g si son frescas,
  • 5 g de sal.

Para la bechamel:

  • 35 g de harina,
  • 350 g de leche,
  • 20 g de mantequilla,
  • una pizca de nuez moscada,
  • una pizca de pimienta negra molida.

Para el montaje:

  • 4 huevos,
  • 50 g de queso rallado.

Elaboración:

NOTA: Si las espinacas son congeladas, hay que descongelarlas y escurrirlas.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso el ajo pelado y el aceite, troceamos 5 segundos a velocidad 7.

Sofreímos 5 minutos a 120º C, velocidad 2.

Añadimos las espinacas y la sal, cocinamos 5 minutos a 120º C, giro a la inversa, velocidad cuchara.

Precalentamos el horno a 200º C.

Sin thermomix:

Pelamos el ajo, lo picamos fino y lo ponemos en una sartén junto al aceite, lo sofreímos unos 5 minutos hasta que se vea dorado.

Añadimos las espinacas y la sal, cocinamos unos 5 minutos.

Precalentamos el horno a 200º C.

Con thermomix:

Incorporamos al vaso la harina. La cocinamos 1 minuto, 120º C, velocidad 2.

Añadimos la leche, la mantequilla, la nuez moscada y la pimienta. Cocinamos 7 minutos, 100º C, velocidad 2.

Sin thermomix:

Incorporamos a la sartén la harina. La cocinamos 1 minuto a fuego fuerte, removiendo todo el rato.

Añadimos la leche, la mantequilla, la nuez moscada y la pimienta. Cocinamos unos 7 minutos, removiendo constantemente.

Repartimos la mitad de la crema en cazuelas individuales que puedan ir al horno.

Ponemos un huevo sobre la crema y luego la otra mitad de la crema.

Espolvoreamos con el queso rallado.

Horneamos 10 minutos a 200º C.

Para que la yema del huevo quede sin cuajar no hay que pasarse con el tiempo de horno.

Podemos gratinar un par de minutos si nos gusta que quede el queso más doradito, aunque la yema seguramente no quedará líquida.

En cualquiera de los dos casos está muy bueno.

Imprimir Correo electrónico

Te enviamos las recetas por email:

Cada semana recibirás las nuevas recetas publicadas.
Términos y Condiciones

Sobre mí

  • Los inicios
    Al tener niños empecé a cocinar más en casa y hacer fotos de mis elaboraciones. Cuando tenía muchas decidí darles forma mediante el blog. Descubrí la magia del pan y de lo gratificante que es cocinar en general.
  • Nuestra filosofía
    Como el nombre del blog indica "Tú te lo guisas" es una forma de invitar a que os metáis en la cocina, si se puede hacer en casa, mejor que comprarlo ya hecho.
  • Recetas testadas
    Nuestras recetas pueden ser propias o no, pero en cualquier caso, todas han sido hechas por nosotros y las fotografías son el resultado de ello.
Esta página utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Aceptar | Más información